Pasos sencillos para mantener tus criptomonedas a salvo

"Ser tu propio banco" no tiene por qué ser difícil; aquí hay algunos consejos sobre cómo hacerlo bien