En el código confiamos. ¿Es la tecnología neutral?

¿Podemos confiar totalmente en la confianza y en su supuesta imparcialidad?