Con el aumento de los NFT, los juegos de modelo ‘pago para ganar’ se han vuelto tremendamente caros

Una cosa es "ganar a toda costa", pero ¿y si ese costo es de medio millón de dólares?